Conservan la cabeza del peor asesino de todos los tiempos de Portugal con fin científico

Conservan la cabeza del peor asesino de todos los tiempos de Portugal con fin científico4shares

Los doctores y técnicos de anatomía que deambulan por los pasillos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Lisboa lo miran siempre con una mezcla de familiaridad e indiferencia. Solo está allí, la cabeza de Diogo Alves quien clama la fama por ser el primer asesino serial de Portugal y el último hombre en ser colgado. Al menos sabemos que la mitad es verdad.

Diogo Alves nación en Galicia en 1810 y viajó a Lisboa de joven donde rápidamente comenzó su vida de crimen. El esperaba a los granjeros que regresaban de noche, les robaba sus ganancias y abruptamente los empujaba a su muerte desde un acueducto que medía 60 metros de alto. Repitió esto 70 veces en 3 años pero eventualmente se cambio a robar casas y matar a sus ocupantes.

Antigua Lisboa.

Todo empezó en la antigua Lisboa, cuando este joven de 26 años esperaba a los pobres granjeros para despojarlos de sus pertenencias y luego los lanzaba desde un acueducto para hacer creer a la policía que se habían suicidado.

El acueducto de Lisboa era de donde lanzaba a sus victimas.

Nadie le prestó mucha atención a los campesinos muertos porque eran de clase baja pero Alves quiso obtener más riquezas y empezó a asaltar casas, su gran error fue haber matado a un medico muy conocido en la región.

Mató a mas de 60 personas.

Después de haber descubierto que él estaba detrás de todos esos asesinatos, la justicia ordenó su ejecución y que debían conservar la cabeza para ser examinada por los especialistas en frenología, una ciencia en aquel entonces muy utilizada.

La justicia decidió colgarlo.

La pena de muerte no se utilizaba desde hace mucho pero a modo de dar una lección a todos los delincuentes de la época, se decidió condenar a Alves a la horca.

Mató sin ningún arrepentimiento.

Cuando lo interrogaron, le preguntaron si se arrepentía de todo lo que había hecho y solo respondió muy calmadamente, que solo una vez, con un niño y solo lo hizo para que no lo delatara con el llanto.

La cabeza tiene mas de 176 años.

Y es así que después de 176 años, la cabeza de este famoso asesino sigue en exhibición y aun no logran descubrir que fue lo que lo llevo en realidad a matar a todas estas personas sin ninguna compasión.

La frenología nunca pudo determinar sus motivos.

La cabeza reposa en la Facultad de Medicina de la Universidad de Lisboa.

Si quieres sentir la mirada de un asesino en serie en persona, ya sabes a donde tienes que ir.

Quedo confinado a un pequeño envase de por vida.

Se preserva en excelente estado.

La mirada de este asesino es penetrante, como si todavía estuviese vivo.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR