Disciplina japonesa: 8 Consejos para que tus hijos sean obedientes y responsables

Disciplina japonesa: 8 Consejos para que tus hijos sean obedientes y responsables0shares

Cuando se trata de la crianza de los niños, los japoneses tienen muchísimo qué enseñarnos y es que solo basta con ver a un niño japonés en la calle para saber la gran formación que tiene y lo independiente que es. No por nada, estos niños caminan solos hasta su escuela desde temprana edad. ¿No es eso sorprendente?

Pero otros grandes rasgos que tienen estos pequeños, es que son completamente respetuosos y obedientes con sus padres y maestros. Si alguna vez te has preguntado cuál es el secreto de los padres japoneses, descuida, aquí te los revelaremos para que tus hijos sean el sueño de todo padre...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si no conocías estas técnicas de crianza, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben saberlas. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Desde temprana edad, los niños pueden irse acostumbrando a evadir las responsabilidades

Algo que está absolutamente mal, ya que a futuro les traerá serios problemas no solo académicos, sino también personales y profesionales, porque serán incapaces de asumir responsabilidades y de cumplir las metas planteadas. ¡Y nadie quiere eso para su hijo!

A muchos padres les cuesta hacer que sus hijos obedezcan y cumplan con sus deberes

De hecho, les resulta casi imposible levantarlos temprano para que vayan a la escuela, que acomoden su cama, recojan los juguetes, hagan las tareas del colegio o que ayuden con algunos de los quehaceres del hogar.

De hecho, muchos padres terminan desesperándose y prefieren simplemente rendirse ante la disciplina de sus hijos

Sin embargo, es necesario que los padres no se rindan y continúen estimulando a sus hijos para que asuman más responsabilidades a medida que vayan creciendo.

Especialistas en la materia comentan que cuando un niño no se acostumbra a cumplir con sus obligaciones a temprana edad, es muy probable que crezca siendo un irresponsable

Pero descuida, eso no significa que vaya a ocurrir eso con tu hijo, ya que es allí donde la disciplina japonesa puede ayudarnos.

Para los japoneses, la forma en que los niños se comportan es mucho más importante que su formación académica

Y es por ese motivo que la disciplina de los niños japoneses es reconocida mundialmente. A continuación, te dejamos algunos consejos que siguen los padres japoneses para tener hijos obedientes, respetuosos y responsables:

1. Un tiempo determinado para todo

Para los japoneses la rutina es muy importante. Por lo que no es suficiente que el niño sepa que debe atender la cama, sino que además es indispensable que lo haga a la hora que se tenga que hacer y no más tarde.

De esta manera, el niño aprende a crear su propia rutina y con el tiempo hará todas las tareas por sí solo, sin que lo obligues

Para eso, los japoneses le piden a sus hijos que haga una misma tarea durante un minuto, todos los días a la misma hora. A medida que pasan los días, comienzan aumentar la actividad y el tiempo. Ya después de un mes o dos, el niño hará la actividad asignada por sí solo.

2. Evitar las frases negativas

Según Martha Cuadros, maestra de cursos profilácticos, las frases negativas afectan negativamente el comportamiento de los niños. Por lo que debes evitar frases como: "eres un bueno para nada", "no sabes hacer las cosas bien", "eres tonto", etc.

Puesto que esas frases pueden dejarlos marcados y hacerles creer que realmente no pueden hacer nada bien

Algo que a futuro afectará el desarrollo de su personalidad y el concepto que tienen de sí mismos. Por esa razón, los japoneses nunca gritan cuando se dirigen a sus hijos o a otras personas, tampoco reprenden físicamente ni dan sermones. Ellos muestran su inconformidad con la mirada y la entonación de la voz.

3. Asignar tareas

Una gran manera de estimular la responsabilidad de los niños es asignando tareas diarias de autocuidado, e ir agregando tareas más difíciles a medida van creciendo.

Por ejemplo, es necesario que los niños a temprana edad sepan lavarse los dientes, tender la cama, recoger los juguetes, entre otros

Y a medida que crecen, puedes exigirles que ayuden con los quehaceres del hogar, como lavando los platos, tendiendo la ropa o sacando la basura.

4. Explicarles por qué es importante que realicen sus tareas

Los especialistas recomiendan que los padres conversen con sus hijos sobre la importancia de las tareas que se les asigna. Para que así puedan comprender por qué es importante el autocuidado o la ayuda en el hogar.

De esa manera, no discutirán a la hora de hacer sus tareas y no la hará por solo obediencia, sino porque saben que es importante que la hagan

5. Pasar tiempo con los hijos

Algo muy característico de la crianza de los niño en Japón, es que las madres están acostumbrada a estar con sus pequeños hasta los 3 años. Involucrándose en cada tarea que hacen y hablan sobre lo que les ha acontecido en el día.

Mientras que los padres también acompañan a sus hijos en algunas labores y hablan con ellos para desarrollar un gran vínculo familiar

6. Reconocimiento

Es sumamente importante que los niños sepan cuándo están haciendo las cosas bien y que a sus padres les gusta que cumpla con la tarea. Con esto no te decimos que debes darle un premio, porque si no siempre buscará una recompensa por cada cosa que haga.

Pero los padres deben aplaudir sus esfuerzos y decir frases como las siguientes cuando hacen las cosas bien:

"Gracias", "esta vez te quedó mejor que la vez pasada" o "lo hiciste muy bien".

7. Dar ejemplo

La mejor manera de enseñarle algo a un niño es a través del ejemplo. Hay padres que suelen quejarse a menudo de las tareas que deben hacer y eso ocasiona que los niños piensen que los deberes son agobiantes.

Así como también hay padres que le piden a sus hijos que sean ordenados, cuando ni ellos mismos lo son

Por lo tanto, cuando vayas a enseñarle algo a tu hijo, ayúdalo al principio y muéstrale tu ejemplo.

8. Constancia

Es muy importante que los padres no solo exijan a sus hijos que hagan la tarea y que la misma se realice a la misma hora, sino que además sea algo constante.

Que todos los días se laven los dientes, tiendan la cama, laven su plato, etc

Esto es con el fin de afianzar la rutina.

Y tú, ¿qué opinas de estos consejos?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR